UN VIRUS MADE IN CHINA MANTIENE EN RIESGO PERMANENTE LA SALUD DE LAS PERSONAS Y LA ECONOMÍA MUNDIAL

mientras tanto, su exportador ve en éste la oportunidad de hacer negocios en vez de asumir su responsabilidad. La realidad en el presente escenario demuestra una conducta permisiva y la falta de carácter y compromiso con la región por parte de los gobiernos de América Latina y el Caribe, quienes ven en el ofrecimiento chino una oportunidad que hay que agradecer y no, una responsabilidad que hay que exigirles ante los hechos concretos.

Publicado el Domingo, 02 de Agosto de 2020.
Esta entrada ha sido leída 146 veces


UN VIRUS MADE IN CHINA MANTIENE EN RIESGO PERMANENTE LA SALUD DE LAS PERSONAS Y LA ECONOMÍA MUNDIAL

Chile, 28 de julio 2020

                                                                                                        Por Armando Colina

 

“Un virus made in China mantiene en riesgo permanente la salud de las personas y la economía mundial, mientras tanto, su exportador ve en éste la oportunidad de hacer negocios en vez de asumir su responsabilidad.

 

En el presente artículo se aborda la postura contradictoria de la corriente política que sostiene que el derecho a la salud no es un comercio, y la posición asumida por este sector frente a China al proponer deudas “préstamos” a América Latina y el Caribe para adquirir las futuras vacunas contra el virus.

 

La pandemia motivo del Corona Virus "Disease" (enfermedad en inglés) de origen chino, conocida por su acrónimo CoVid 19, número que representa el año en el que la Organización Mundial de la Salud informó sobre el brote, es el principal factor de atención en el que los gobiernos centran sus recursos para el estudio de una vacuna para controlarlo y evitar que continúe su propagación, mientras esto sucede, ante la necesidad presente los chinos ven oportunidades de negocios en América Latina y el Caribe.

 

Antes de finalizar el mes de julio de 2020 es noticia en diversos medios de comunicación que, el Gobierno Chino ofrece en calidad de préstamo a estas regiones del Continente Americano USD $ 1.000 millones para la compra de futuras vacunas contra el virus, a lo que México da como respuesta su agradecimiento por el ofrecimiento [1].

 

Andrés  Manuel López Obrador (AMLO) olvida sus incesantes discursos donde ha sostenido que, en su “gobierno no se permitirá comercializar ni hacer negocio con la salud de los mexicanos”. Sobre las personas que el autor denomina traductores ideológicos, que puedan darle un significado según los contextos donde AMLO hace referencias a  estar en contra de la comercialización de la salud de los mexicanos; valga adelantar la respuesta de que ciertamente él no está comercializando con los chinos, sino ellos con él.

 

AMLO pudo exigirle responsabilidad al gobierno chino haciéndole honor a su ideología y a sus discursos, y rechazar futuras deudas para América Latina y el Caribe, pero terminó cediendo y subordinado ante el comercio con la salud que tanto critica, como sucede con todos los de su tendencia que no producen absolutamente nada más que discursos, promesas, ideología, críticas y en lo concreto, son improductivos. Terminando siempre  dependiendo de lo que hacen sus rivales políticos y económicos.

 

Mientras los gobiernos están centrando sus recursos en responder a la emergencia con miras a lograr resultados favorables en el sector salud y en el económico, asumiendo gastos extraordinarios, cesantías masivas, fallecidos, colapso del sistema de salud, paralización de las actividades diarias de las personas, del sector empresarial y muchos otros efectos productos de la pandemia [3], gobiernos como el de Chile sólo reciben ataques de políticos, seguidores del régimen unipartidista chino [4], al que deberían exigirle la responsabilidad que le atañen al Gobierno Central.

 

La realidad en el presente escenario demuestra una conducta permisiva y la falta de carácter y compromiso con la región de parte de los gobiernos de América Latina y el Caribe, quienes ven en el ofrecimiento chino una oportunidad que hay que agradecer y no, una responsabilidad que hay que exigirles ante los hechos concretos.

 

En este escenario es oportuno preguntar a quienes se presentan como defensores de la justicia, de los derechos sociales y en especial atención, de la salud como un derecho y no un comercio: ¿Cuál es su postura frente al aprovechamiento comercial de los chinos? ¿Cuál sería su reacción si el virus hubiese sido de origen estadounidense y dicho gobierno fuese quien propusiera el préstamo? Siendo un discurso repetido a modo de monólogo, es sabido que dirían que los Estados Unidos creó el virus para obtener beneficios económicos.

El gigante asiático saca provecho económico para el comercio gracias a la pandemia que se originó en su territorio y ofrece préstamos para la compra de futuras vacunas en América Latina y el Caribe, presentándose en la región ante los afectados como un aliado y no un responsable, tal cual el Síndrome de Estocolmo se manifiesta ante las víctimas de secuestro.

 

Ante el interés, la limitada capacidad de respuestas y ningún avance científico de estos grupos ideológicos que promueven incesantemente que la salud deje de ser vista y tratada con fines lucrativos, se aprecia como olvidan convenientemente sus convicciones y en vez de hacer el justo y debido reclamo ante el país señalado de ser el difusor del Corona virus que lo usa para lucrarse, estos guardan silencio y atacan a los afectados por motivos ideológicos, (no por ser defensores de la salud evidentemente).

 

Para concluir, hay que aclarar especialmente a los seguidores del régimen chino que, su sólida economía se debe a que el 90% de las empresas son privadas, siendo un sistema político autoritario (con el pueblo) pero permitiendo y sosteniéndose en la productividad del sector empresarial. Tal como lo manifestó el representante de Comercio Exterior chino en el 2018 en Venezuela en el Taller de Formación en el Área Económica con Expertos de la República Popular China

 

Y respecto a los férreos luchadores en contra de la comercialización de la salud, deberían comprometer sus laboratorios y sus avances científicos ante la comunidad internacional, hacer declaraciones públicas de que al lograr el resultado de la tan esperada vacuna, esta será distribuida de manera gratuita para todos los países, haciendo honor a su prédica y dando ejemplo.

 

Sabemos que no lo han hecho ni lo harán, ellos al igual que sus camaradas chinos, no están en contra del comercio de la salud sino, que sean otros los que se enriquecen con este derecho universal y no ellos, es imposible creer que no exista en el planeta un solo laboratorio de alguna de estas personas de la ideología ya descrita, en la que se esté estudiando la posible vacuna contra el CoVid 19. ¿Será posible que entre estas personas se descubra la vacuna y la donen en vez de lucrarse con ella? (Santiago, 28 junio 2020)”

                                                Tomado de DIARIO CONSTITUCIONAL, Chile

 

 

Comentarios (0)

Comparte en Redes Sociales

Déjanos tus comentarios:

Escriba el código de seguridad para verificar que no es un robot.
No hay comentarios.
Este artículo no tiene comentarios todavía. Sé el primero en comentar.

Categorias

ARTE, CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Ciencia y tecnología

Crítica de las Decisiones Judiciales

Derecho Comparado

Noticias

Otros

Pensamientos

Política y Derecho Internacional en relación a la actualidad en Venezuela

Sala Plena

Sentencias de la Sala Constitucional

Sentencias de la Sala de Casación Civil

Sentencias de la Sala de Casación Penal

Sentencias de la Sala de Casación Social

Sentencias de la Sala Electoral

Sentencias de la Sala Político-Administrativa

Servicios

TÓPICOS JURÍDICOS DE DERECHO PROCESAL CONSTITUCIONAL

Tópicos Jurídicos Derecho Laboral




Grupo Jurídico Veritas Lex S.C. Desarrollado por Corporación Diginet de Venezuela
J-29990326-4. Año 2014 - 2020